¿Quieres niños responsables? Déjales decidir

En el artículo de hoy encontrarás:

  • La importancia de la conciencia y la responsabilidad.
  • Cómo educar niños responsables.
  • Una actividad para fomentar la responsabilidad, preparada para imprimirla en casa.

Mis alumnos están locos ¿o no?

Al incorporarme al trabajo después de la baja de maternidad estaba muy ilusionada. Me encanta mi trabajo de maestra y, aunque hay días que salgo agotada, cuando paso tiempo sin pisar un colegio lo echo de menos. Aún así, llevo tiempo algo desencantada con ciertas partes de nuestro sistema educativo.

El otro día una situación en clase me hizo reflexionar. Mis alumnos habían hecho unos dibujos fantásticos para Sant Jordi (el día del libro que celebramos en Cataluña) y no paraban de preguntarme cuando los iba a colgar en el pasillo, para que los viera todo el mundo. “Si es que no tengo tiempo” contesté “Quizás si alguien me ayudara… ¿Quién quiere quedarse a colgar dibujos en lugar de salir a jugar?” Un montón de manos se levantaron y sólo escogí a cuatro (eso es ayuda de sobras). Para mi sorpresa, el resto de alumnos no pararon de preguntar que cuando podrían quedarse ellos. ¿Quedarse sin jugar por ayudarme? ¿Se habían vuelto locos mis niños? En realidad no, habían adquirido una responsabilidad porque habían tenido opción a escoger.

Quiso la casualidad que estuviese leyendo el libro “Coaching” de John Whitmore (del que hablaré otro día más profundamente) donde se explican los principios fundamentales del coaching.

Conciencia y responsabilidad.

La conciencia es producto de la atención, de la concentración y de la claridad. Implica adquirir un conocimiento de algo a través de la reflexión, de la observación o de la interpretación de lo que uno ve, oye, siente, etc.

Fomentar la conciencia  se refiere a desarrollar la capacidad y la confianza necesarias para mejorar sin las órdenes de un tercero. Fomenta la independencia, la seguridad en uno mismo,  y la responsabilidad personal.

Por otro lado, cuando asumimos la responsabilidad de nuestros pensamientos y acciones, nuestro compromiso aumenta y lo hace también nuestro rendimiento. Cómo en el ejemplo de mi clase: Si hubiese dicho “Fulanito y menganito os tenéis que quedar a ayudarme a decorar el pasillo” se lo hubieran tomado como un castigo, lo hubieran hecho rápido y mal, para acabar pronto y poder irse a jugar. En cambio, al preguntar conseguí tener muchos voluntarios que me ayudaran de buena gana porque lo habían elegido.

Resumiendo:

  • Decirle a alguien que se haga responsable de algo, no lo hace sentirse responsable.
  • La responsabilidad surge de la elección.
  • La elección requiere una pregunta, no una orden.

En la mayoría de escuelas (públicas, que son las que conozco y defiendo) se fomentan poco estos principios. Hay proyectos fugaces que intentamos implantar algunos maestros con ganas de cambio, pero en global se potencia menos de lo que a mí me gustaría. “Lee este libro, haz estos ejercicios, memoriza este poema” no dejan opción a ser conscientes y responsables.

¿Cómo educar niños responsables?

Obviamente, los niños no pueden elegir todo las 24 horas del día. Dependiendo de la edad y de su nivel de madurez se les puede dar responsabilidades diferentes. El coach (o padre-coach o docente-coach) ha de guiar al coachee (hijo, alumno o cliente) hasta que adquiera las habilidades necesarias para ser consciente y responsable por él mismo.

educar niños responsables

Se les puede animar a asumir responsabilidades adecuadas a su edad.

Cómo hemos visto arriba, hay que dar opción a escoger. Por eso, te propongo usar la tabla de colaboración.

Tabla de colaboración
Haz click para ver en grande.

Medallas

Consiste en ir rellenando el recuadro con las responsabilidades que hemos asumido durante la semana para ayudar en casa.

Está pensada para ser usada por toda la familia, por eso tiene varias casillas. En mi caso rellenaría los pequeños rectángulos con: mamá, papá y macaca. Se pueden usar medallitas con la tarea ya escrita o bien escribirlo a mano.

En el modelo que te dejo aquí, he puesto varias medallas de ejemplo y otras tantas vacías para rellenar como quieras. Son muy prácticas si las plastificas y las enganchas con Blu-tack o cualquier masilla parecida. Incluso puedes crear las tuyas con aplicaciones gratuitas como Piktochart.

¿Qué te ha parecido? ¿Lo pondrás en práctica en casa? ¿Y en la clase?

 

Opt In Image
¿Quieres más recursos educativos?
¡Suscríbete al blog!

⇒ Acceso a cientos de recursos educativos

⇒ Las últimas novedades en tu e-mail.

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: