Qué son metas SMART (y cómo aplicarlas en casa fácilmente)

En este post encontrarás:

  • Qué son objetivos o metas SMART y cómo te pueden ayudar.
  • Un ejemplo práctico ilustrado.
  • Cómo aplicar SMART a tu vida diaria, con plantilla gratuita incluida.

En el anterior artículo expliqué los conceptos básicos del coaching. Ahora ya sabes lo que es y en qué te puede ayudar. Ahora verás cómo fijarte metas que puedas cumplir.

Mi objetivo, mis metas

Antes de dar una explicación más técnica, te contaré mi ejemplo personal. Siempre he sufrido sobrepeso. Además, después de dar a luz a mi hija hubo 5 kilos más que no conseguía perder. Cada vez me sentía peor conmigo misma y estaba en un círculo vicioso difícil de romper. Me sentía mal por el sobrepeso y comía para sentirme mejor. Pero el hecho de comer (y comer MAL) me hacía sentir aún peor.

Llegó el día en que dije basta. Quería cambiar y romper el círculo vicioso. ¿Qué hice? Definir un objetivo: Volver a sentirme bien con mi cuerpo. Para llegar a esa meta, hizo falta marcar también objetivos secundarios que me ayudaran a llegar al objetivo principal. Entre ellos estaban comer más fruta y verdura, abandonar el azúcar refinado y los productos procesados y seguir un programa de ejercicios. ¡Y lo conseguí! 

Con esta confesión personal (y real) he querido ejemplificar cómo se definen objetivos en el coaching.

Objetivos o metas en coaching

El proceso de coaching son un conjunto de sesiones con tu coach encaminadas a conseguir una meta

Existen dos tipos de objetivos:

  • Objetivo de proceso: Es la meta principal del coachee (el que recibe el coaching). Es lo que quieres conseguir al acabar todo el proceso. Siguiendo el ejemplo anterior: volver a sentirme bien con mi cuerpo.
  • Objetivo de sesión: Son los objetivos que se trabajan en cada una de las sesiones de coaching. Van encaminados a cumplir el objetivo de proceso (el principal). En mi caso: comer más fruta y verdura, hacer ejercicio y desterrar la comida basura.

Lo esencial de ese objetivo es que sea SMART: específico, medible, alcanzable, realista y bien temporizado.

Resumen Cómo definir tu objetivo SMART:

  • Específico: Define tu meta todo lo que puedas, sin ambigüedades. Quién está implicado, dónde lo llevarás a cabo, el porqué. Si mi objetivo es sentirme mejor con mi cuerpo y escojo como objetivo “Estar más sano” es ambiguo. Podría estar más sano si dejo de fumar, hago más ejercicio y cambio mi alimentación. Si marco como meta “Bajar de peso comiendo más verdura” me estoy centrando en un aspecto más concreto.
  • Medible: El objetivo y el proceso han de ser cuantificables. Decir “Bajaré de peso” o “Haré más ejercicio” son metas muy vagas. ¿Bajando 1kg has conseguido tu meta? ¿Saliendo a caminar 2 veces por semana te acercas a tu objetivo? Si decides una cantidad cuantificable puedes apreciar tu progreso. “Perderé 5 kg” o “Haré 20 sentadillas” son metas que se pueden medir con mucha más objetividad.
  • Alcanzable: Está bien perseguir tus sueños pero si pones el listón demasiado alto te puedes desanimar rápidamente. Si llevo años con una alimentación poco saludable no es buena idea intentar cambiarla de forma radical de un día para otro. Los cambios de hábitos alimentarios necesitan tiempo. Y ya sabrás que hacer cambios en tus hábitos es mejor que hacer dieta.
  • Realista y relevante: Cada meta que te marques ha de dirigirte hacia tu objetivo final. Si quieres sentirme mejor y estar más sano, es genial que te marques la meta de perder 5 kg. Es un objetivo relevante para lo que pretendes en tu vida. El problema viene si te exiges demasiado. Has de ser realista y conocer de lo que eres capaz. Si te planteas una dieta tremendamente estricta corres el riesgo de “saltártela” pronto y sentir que has fracasado en tu objetivo. Asume que habrá compromisos sociales y/o antojos y date días de “fiesta”. Será mucho más sencillo conseguir tu meta.
  • Temporizado: Tu objetivo debe tener un límite de tiempo para crearte la necesidad de ponerte en marcha. Si no lo haces, es muy posible que siempre haya una excusa que te impida empezar. Decide el momento en que vas a entrar en acción (preferiblemente con fecha y hora) y cuanto tiempo te das para cumplir tu meta.

Ejemplo para definir objetivos smart

Aplicando SMART en casa

Me ha pasada muy a menudo (especialmente, desde que soy madre) el hecho de querer llegar a todo, que acabe el día y no haber hecho nada. O al menos, tener la sensación de no haber acabado ninguna tarea de las que me había propuesto.

Por otro lado, en mis clases suelo oír a mis alumnos quejarse de ir muy “estresados” entre los deberes del “cole” y sus obligaciones de fuera de clase (actividades extraescolares, deportes, tareas de casa…). Se abruman, se bloquean y no consiguen avanzar.

Tanto en niños como en adultos el hecho de verse sobrepasados y con sensación de no cumplir nunca tus objetivos, afecta negativamente a la autoestima.

Marcar objetivos SMART puede ayudar a organizarnos y a centrarnos en lo que queremos conseguir.

Si quieres probarlo en casa o en clase, puedes usar esta sencilla plantilla para metas SMART que he creado.

Se puede imprimir, plastificar e ir rellenando periódicamente con las metas de tus hijos o alumnos y, por supuesto, ¡con los tuyos!

Plantilla objetivos smart

¡Espero que te sea útil!

¿Y tú? ¿Has definido ya tus objetivos SMART? ¿Te animas a hacerlo? ¡Coméntalo aquí debajo!

 

Opt In Image
¿Quieres más recursos educativos?
¡Suscríbete al blog!

⇒ Acceso a cientos de recursos educativos

⇒ Las últimas novedades en tu e-mail.

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: