Coaching para principiantes

En este post aprenderás:

  • Qué es el coaching.
  • Quién necesita un coach.
  • Cómo el coaching me ayudó en mi maternidad.

Como expliqué en mi post de presentación, aún no soy ninguna experta en el tema. Estoy en proceso de aprendizaje y quiero compartirlo con otra gente a la que le pueda servir.

He de ser sincera y reconocer que la primera vez que escuché el concepto de coaching no me interesó. Me considero muy escéptica y me sonó a timo y a pseudociencia.

Aún así, como soy de natural curioso, acabé apuntada a un curso de iniciación al coaching. Allí pude comprobar que mi primera impresión había sido errónea. El coaching no tiene nada de engaño y sí mucha ciencia (¡Cómo a mí me gusta!).

¿Qué es el coaching?

Empecemos por la definición oficial más famosa:

El coaching consiste en desbloquear el potencial de una persona para maximizar su crecimiento.

                                             John Whitmore, padre del Coaching

Suena bien, ¿no? Quizás un poco místico si no se conoce el proceso que se lleva a cabo. En realidad, es sencillo.

El coaching es una relación profesional continuada en la que un coach ayuda a otra persona, el coachee, a conseguir los objetivos que se ha marcado, a nivel personal o profesional.

Es decir, el coach es alguien externo a nuestra situación que nos ayuda a ver nuestra realidad desde una perspectiva diferente.

El coaching es sinónimo de cambio. Un pequeño cambio en un área de tu vida acaba tocando el resto y produce un crecimiento personal.

Funcionamiento del coaching

¿Necesito un coach?

¿Alguna vez te has quedado dando vueltas a un problema, atascada, enfadada, con sensación de no avanzar? En esos momentos, hace falta alguien externo que nos dé una visión diferente, más objetiva, ayudándonos a avanzar. Ése alguien puede ser un coach.

Personalmente, no consideré necesitar un coach hasta que fui mamá. La gente tiene la idea de que ser madre es la cosa más bonita del mundo, que flotas en una nube de felicidad y vives en un festival de alegría sin fin. Y sí y no. Más bien lo definiría como una montaña rusa de emociones: ahora arriba, de repente cayendo en picado.

El caso es que en ese momento tenía todo lo que creía que me haría feliz: un marido ideal, una hija preciosa, un trabajo estable, buena conciliación familiar y laboral. Pero sentía un vacío y no sabía hacia donde tirar. 

Ahí es donde el coaching me ayudó a conocerme más a mí misma, a crecer y a cambiar.

Concretamente, perdí 15 kilos, me puse en forma y adquirí un extra de energía que me impulsó a cambiar otros aspectos de mi vida. ¡Pero eso  te lo cuento en próximos posts!

¿Sabías lo que era el coaching? ¿Has contratado alguna vez los servicios de un coach?

Opt In Image
¿Te gusta el blog?
¡No te pierdas ni un artículo!

¡Suscríbete y recibe nuevas entradas en tu e-mail!

Te regalo TODAS MIS INFOGRAFÍAS ¡en HD!

2 thoughts on “Coaching para principiantes

  1. Hola,
    Creo que es una estupenda recomendación. Considero que el coaching no se puede analizar e interpretar desde el punto de vista terapéutico como un reparador coercitivo o que interviene exclusivamente en lo patológico, si lo comparamos con acudir al psicólogo, porque esta práctica no se debería de considerar necesariamente como clínica. Sino, un recurso o herramienta individualizada, con criterios de mejora y desarrollo en muchos aspectos sistémicos que no resulta excesivamente categórica o doctrinal, como sería el hecho de acudir a un especialista de la rama sanitaria o psicológica.
    Muy interesante y a considerar.

    • Muy de acuerdo, Marisa. El coaching yo también lo veo como otra herramienta a considerar. De hecho, tengo pendiente un artículo con las diferencias entre el coaching y la psicoterapia, que mucha gente los confunde.
      ¡Gracias por comentar! ?

Los comentarios están cerrados.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: