5 claves para educar con éxito. El maestro coach (I)

Este post te enseñará:

  • Características del maestro-coach.
  • Principios de coaching que aplico como madre.
  • Claves para educar con éxito en positivo.

¡Qué mala es la profe!

Reconozco que cuando empecé como maestra seguía una línea directiva y autoritaria. Vamos, con la que me habían enseñado a mí cuando estudiaba. Se podría resumir en  “Calla, escucha y obedece, que el profesor es la autoridad y sabe más que tú”. Solía gritar, imponer las normas y castigar. Castigaba mucho. Esto me hacía irme a casa enfadada muchos días. Bien por un enfrentamiento con algún alumno o, peor, con algún padre.

A lo largo de los años, me he visto en la necesidad de informarme e incorporar nuevos métodos. No podía vivir enfadada permanentemente. Veía muchos compañeros cogiéndose la baja por depresión y sospechaba que algo no estábamos haciendo bien. No sólo los docentes, la sociedad en general.

Por suerte, he visto que las cosas se pueden hacer de otra manera y he incorporando nuevas maneras de tratar con los niños. He aprendido mucho y ahora tengo un estilo educativo basado en el diálogo, la escucha activa y el respeto (de mí hacia ellos y viceversa: marcar límites es esencial).  

Esta manera de educar también me ha influido como madre y ahora cuando uso una metodología en clase pienso si la usaría con mi hija. De hecho, creo que los principios del coaching educativo se pueden aplicar como padres en casa.

¿Y qué principios sigo? Intento aplicar las 10 características de un educador-coach. 5 de ellas os las cuento en este post y otras 5 en el siguiente.

¿Cómo es un maestro coach?

claves del docente-coach

  1. Genera responsabilidad y compromiso:

    De ser responsable ya hablé en otro post. Hay que dar espacio para crear acuerdos y compromisos, sin dejar de ser asertivos. Es decir, los límites nunca pueden faltar y deben ser muy claros. No hace falta gritar, enfadarse y perder el control. Si las normas se pactan entre todos, los niños saben a qué atenerse y asumen las consecuencias de sus actos. Las normas han de ser pocas, claras y redactadas en positivo. Mejor tenerlas por escrito en un lugar visible. Por ejemplo, entre todos pactamos que hay que entregar los trabajos escritos con bolígrafo. Si hay alguien que se equivoca y lo hace a lápiz no hace falta enfadarse y soltar la gran bronca. Él ya conoce la consecuencia: lo debe repetir.

  2. Aprovecha las redes sociales:

    No quiere decir que dejemos a los niños hacerse selfies y subirlos a Facebook o que proyectemos vídeos del Rubius en clase. Pero tampoco me parece bien prohibir o demonizar estos recursos. Como en todo, hay un término medio. Youtube puede ser un canal genial para colgar exposiciones orales o trabajos que hayan grabado en casa y quieran enseñar. Además los compañeros pueden hacer comentarios. Así, enseñamos a dar y recibir críticas constructivas. Podemos usar instagram para colgar fotos de actividades de clase y Twitter para escribir noticias de la escuela. Mientras usamos estas herramientas, les enseñamos también a usar internet de manera segura ¡Y os sorprendería lo que cuidan su ortografía cuando saben que lo leerá tanta gente!

  3. Fomenta la participación:

    Hay que asumir que si sólo trabajamos siguiendo un libro de texto no conseguiremos que la mayoría de niños participen. Hoy día hay muchísimas nuevas herramientas y metodologías que podemos usar para motivarlos. En el libro Dale la vuelta a tu clase (Jonathan Bergmann y Aaron Sams) hay ideas muy sencillas que podemos usar. En lugar de gastar tiempo de clase en explicar la lección, enlazamos un vídeo que han de ver en casa (Yo uso mucho los de VideoProfe ). Podemos darles preguntas que han de responder viendo el vídeo o que tomen apuntes para resolver las dudas en clase (ellos sugieren el método Cornell). El flipped classroom (o clase al revés) tiene muchas ventajas:

    1. Respetamos más el ritmo de aprendizaje de cada niño, ya que puede ver el vídeo tantas veces como necesite.
    2. Tenemos toda la hora de clase para que los niños participen activamente: hacen preguntas, resuelven dudas o trabajan en grupo.
    3. La familia puede ayudar y participar viendo el temario que trabajarán sus hijos en clase.
  4. Da valor a los aspectos emocionales:

    Tener la autoestima baja, falta de motivación o de confianza son factores que impiden aprender. Si no los tenemos en cuenta, el proceso de aprendizaje fallará, por muy buena, innovadora y revolucionaria que sea la metodología. En esto, los docentes y los padres tenemos una gran influencia. Debemos evitar frases que les afectan negativamente a nivel emocional como “eres malo en mates”. “Ser malo” implica que no se puede cambiar, porque has nacido así. En su lugar, podemos decir “hoy no lo estás haciendo bien”. Esta frase implica que hoy has fallado pero mañana puedes intentar mejorar. Procura usar el refuerzo positivo y frases que animen a dar lo mejor de uno mismo. 

    Cambia tu mentalidad
    Visto en wlclassroom.com
  5. Prioriza los intereses de los alumnos:

    Tener el cuenta lo que les interesa para motivarlos y armonizar sus intereses con los objetivos del curso. ¿Dejamos de enseñar las tablas de multiplicar si no les interesa? ¡No! Cómo guías, sabemos que hay ciertas cosas que es útil que aprendan. Pero, si les atraen los juegos y queremos que memoricen las tablas, podemos encontrar algo que nos beneficie a todos. Por ejemplo, proponiendo un juego donde para avanzar necesitan resolver multiplicaciones como Grand Prix Multiplication . Pueden jugar en la pantalla digital de clase, en el ordenador, la tablet o el móvil. Incluso pueden hacer carreras entre ellos. Es mucho más efectivo que poner como deberes “aprenderse las tablas de multiplicar para mañana” (el debate de los deberes, para otro post).

De momento, te dejo estos 5 principios que dan para mucha reflexión. En el próximo post te enseñaré las otras 5 características de un educador-coach.

¿Qué te han parecido? ¿Los podrías seguir en casa?¿Te gustaría que los siguieran en el colegio de tus hijos?

Opt In Image
¿Quieres más recursos educativos?
¡Suscríbete al blog!

⇒ Acceso a cientos de recursos educativos

⇒ Las últimas novedades en tu e-mail.

2 comentarios en “5 claves para educar con éxito. El maestro coach (I)

  1. A mi mujer debo agradecer que en casa se opte por la negociación en vez del autoritarismo. A mi me sale la vena autoritaria fruto, me imagino, que de mi educación. También intentamos que nuestro hijo tome decisiones, aunque sean muy básicas.

    Me siento incapaz de seguir todos los pasos que indicas a la vez y convertirme en un “papá coach”, porque tendría que cuestionarme todo lo que hago y en todo momento. Eso me generaría estrés. Me gusta ser espontáneo con mi hijo, sin pensar demasiado…

    Buena entrada!! 😉

    • Sin duda intentar ser un papá “perfecto” es estresante. Por eso, los consejos yo los uso más bien como una hoja de ruta, tanto como madre como de maestra. Es lo que me gustaría conseguir a largo plazo y cada día intento hacer pequeñas acciones que me acerquen. Cuando veo que me desvío mucho del camino, intento leerlos de nuevo para ver si puedo mejorar en algo lo que hago. ¡Deberías verme cuando pierdo los nervios! En clase con 25 fieras cuesta mucho jejeje

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: