Mamá opositando y blog descansando ¡Vuelvo pronto!

mama opositora

Opositando ando

Si has seguido el blog te habrás dado cuenta de que hace mucho que no publico nuevos artículos. Tengo muchos en modo “borrador” pero nunca llegan a publicarse. ¿La razón? Bueno, razones hay unas cuantas: un bebé, una niña de 3 años, un trabajo de maestra…Pero por si fuera poco ¡ahora preparo oposiciones! sigue leyendo.

¡Nuevo blog! Nerea Testea – Opiniones de productos familiares ¿Te apuntas?

¡Estrenamos blog!

Estamos de enhorabuena porque a partir de hoy, además de leerme aquí, publicaré artículos en NereaTestea.com

¿Qué es Nerea Testea?

Es una página para exponer mi opinión personal sobre productos, servicios, lugares o actividades familiares que he probado. Siendo mami de dos niñas preciosas, la mayoría de reseñas son de artículos infantiles o de ocio para familias. Pero no me olvido de mi faceta de maestra, así que incluyo opiniones de productos educativos que he probado en clase con mis alumnos.

Opiniones de productos familiares reales y sinceras

En Nerea Testea:

  • No hay posts patrocinados por marcas:

Si una marca te paga por hablar de ella, difícilmente podrás decir algo negativo. No quiero que esto me condicione. Por eso no acepto que ninguna marca me dé dinero a cambio de posts patrocinados.

  • He probado personalmente los productos:

No opino sobre artículos o lugares de los que me hayan hablado o haya probado otra persona. sigue leyendo.

Mi vida en imágenes

A veces no actualizo el blog todo lo que me gustaría. A veces por falta de tiempo y otras porque me gusta hacer artículos largos y completos. Pero actualizo y reflexiono en instagram casi a diario ¡Me parecía una pena no compartirlo por aquí!

Por eso comparto esta sección del blog más pequeñita pero también más personal: Mi vida en imágenes.

 

Empezar P3, la rebeldía y aprender a escuchar con un ejercicio semanal

En el artículo de hoy comparto:

  • La vuelta al cole de mi hija y cómo lo está llevando
  • Mi reto para septiembre: Escuchar mejor
  • Un ejercicio de escucha activa semanal imprimible

Los cambios con la llegada de la hermanita

Aún me quedan unos meses de permiso de maternidad, pero las vacaciones de verano llegan a su fin. He dedicado agosto a estar con la familia, a adaptarme a la nueva integrante de la casa y a buscar momentitos para dedicar a la mayor ¡Poco relax he tenido!

Mis pocos ratos libres, los he dedicado a reflexionar sobre los nuevos retos para este principio de curso. La enana mayor ha empezado P3 este septiembre y esto supone un gran cambio. Todos nos estamos adaptando, es otra rutina más que se altera. En los últimos meses mi hija ha cambiado de habitación, ha dejado el pañal nocturno y, lo más difícil, ha tenido una hermanita ¡Casi nada!

Todos los cambios cuestan y, con 3 añitos, aún más. La macaca está a ratos más rebelde, a ratos más cariñosa. Grita más, se enfada, llora pero también viene reclamando mucho más cariño que antes de nacer su hermana. Necesita que estemos por ella, necesita que la escuchemos.

Todo esto me refuerza la idea de que el pilar básico de las relaciones es una buena escucha. Por eso, como primer reto para este curso, me propongo mejorar cómo escucho a mi hija. De paso, intentaré mejorar también mis niveles de escucha con mi marido y con todos los que me rodean.

Aprender a guardar silencio

Stephen R.Covey cuenta en sus libros que el pilar básico de las relaciones personales es buscar entender al otro para ser entendido. Tanto en Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva como en Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas, nos cuenta la importancia de dar espacio a los otros miembros de la familia para hablar. 

¿Cómo damos espacio? Aprendiendo a guardar silencio. Así damos espacio al otro (niño o adulto) para expresarse, pensar e imaginar. Es necesario no intervenir y escuchar hasta que casi sea incómodo el silencio. 

Estamos acostumbrados a interrumpir (aunque sea para preguntar) o esperar a que el otro calle para dar nuestra opinión o contar algo nuestro.

Para mejorar la escucha, lo primero es entrenar la habilidad del silencio. Como estamos poco acostumbrados, a muchos nos incomoda el silencio. Pero callar nos dará la oportunidad de fijarnos en diversos aspectos de las conversaciones.

En el libro  Cómo hablar para que los niños escuchen. Y cómo escuchar para que los niños hablen de Adele Faber y Elaine Mazlish también recalcan la importancia de escuchar con atención plena. Es mucho más fácil que un niño o niña le cuente sus problemas a un adulto que le dedica toda su atención. A menudo, acompañar con un silencio es suficiente. Interrumpir para dar consejos puede hacer que el otro no se sienta escuchado.

CALENDARIO DE ESCUCHA: Un ejercicio de escucha activa semanal

En mi anterior artículo hablé de educar en el respeto. En él detallé 6 habilidades básicas para mejorar las relaciones. Las dos primeras eran “No saber” y “escuchar mejor”.

Mucha gente me comentó que estaban totalmente de acuerdo con las ideas que doy en él. El problema principal es no saber cómo llevarlo a cabo. Por eso, hoy te propongo un ejercicio para hacer a lo largo de la semana (o de los meses) para escuchar mejor. Como mi objetivo es sobretodo mejorar mi nivel de escucha con mi hija, me he centrado en ejemplos con niños. Pero los consejos y ejercicios valen igual para niños y adultos.

Siguiendo las propuestas que dan Coral López Pérez y Carmen Valls Ballesteros en su libro Coaching Educativo, te propongo cada día te centres en mejorar un nivel de escucha diferente.

Lunes: Lo que me cuentan

Para empezar bien la semana, intenta separar hechos relevantes de opiniones. A veces al hablar expresamos una emoción pero se nos pasa por alto el hecho objetivo que la causa.

→Un ejemplo: un niño expresa “No quiero ir al cole, me quiero quedar jugando en casa”. Si nos basamos sólo en sus palabras podemos pensar (y decirle) que eso es de niños vagos, que hay que ir al cole a aprender. Si rascamos un poco, podríamos darnos cuenta que seguramente le ha pasado algo desagradable en el cole. Quizás está inseguro, no entiende lo que debe hacer o se lleva mal con algún compañero. Todo esto, son datos objetivos que derivan en la opinión expresada por el niño “no quiero ir al cole”.  sigue leyendo.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: